Si alguna vez te has quedado mirando al dron con el mando en la mano y has pensado “Que #@%$ç le pasa a esto!” este post es para ti.

Después de varios años con nuestro Phantom y alrededor de 1500 km volados prácticamente nos ha pasado de todo, desde ataque de gaviotas hasta los temidos “flyaway”. Y en este post lo que vamos a intentar explicar es como salir al paso de esos posibles escenarios y de otros muchos errores que os podéis encontrar desde nuestra experiencia. Empezamos!

FLY AWAY

Este error consiste en que el dron hace caso omiso a las ordenes del mando, en nuestro caso en particular el dron nada mas despegar empezó a poner rumbo hacia su derecha sin tocar los controles. Al principio parecía que solo obedecía a subir y bajar por lo que lo subí para evitar obstáculos. Sin tocar los controles seguía desplazándose mar adentro y es cuando piensas “hasta luego Lucas, se feliz en el fondo del mar”.

¿Como lo recuperé?

Pues bien, lo roté sobre su propio eje para que tomase otra vez dirección a donde yo estaba y compensando con los controles esa deriva hacia la derecha logre aterrizarlo sano y salvo.

¿Por que creo que paso eso?

Pues analizando donde lo despegue (unas tablas de madera típicas de acceso a la playa) me di cuenta de que justo debajo de el había clavos, es decir metal y quizá eso hiciera que al iniciarse el chequeo de la IMU y la brújula al estar cerca el metal pues se volviera loco y perdiera su orientación. Desde ese día no he vuelto a despegar con metal tan cerca y desde ese día cero problemas parecidos.

A veces no ves el metal ya sea por que por ejemplo esta debajo del hormigón, enterrado en el suelo o cosas parecidas. Si hay que despegar con metal cerca mi recomendación es hacerlo desde la mano. He aterrizado y despegado desde un Petrolero que es todo metal y usando esa técnica lo ha hecho sin problemas.

 

ATAQUE DE GAVIOTAS

A estos pajaritos les temo mas que a una vara verde. Son grandes, rápidos, inteligentes, territoriales y ven a los drones como una amenaza por lo que les atacan.

Son grandes, no capaz de llevarse el dron en sus garras pero si de darle un zarpazo que haga que se rompa alguna hélice, por lo que va al suelo. Son inteligentes por que una vez han visto al dron, por lo general, empiezan a llamar refuerzos y en segundos tienes un ejercito de gaviotas detrás tuya. Son rápidas, mas que el dron, así que escapar apretando gas a tope puede que no te funcione y por supuesto son territoriales, si están en época de cría ni se te ocurra acercarte a donde anidan, ahí no se andan con tonterías y ni esperan a que lleguen refuerzos, van por el del tirón.

¿Como escapar de las gaviotas?

Pues aprovechando algo que tu tienes y ellas no, la capacidad de subir en vertical rápidamente. Subir haciendo pequeñas espirales es la mejor forma de quitártelas de encima, una vez han visto que te han echado se calman y es cuando hay que aprovechar para traerlo hacia ti, aterrizar y esperar que se dispersen.

 

 

Post en continua actualización…